Patrimonio urbano
Corral de Comedias de la Cruz
Tu nota: Nota media: 2.8/5 Votaciones: 264
Comparte:   
Descripción
Titulo:
Corral de Comedias de la Cruz
Fecha:
1990
Lugar:
Madrid
Descripcion:
C/ de Espoz y Mina, 13
Distrito: Centro
Colocada en el año 1990
Editor: Ayuntamiento de Madrid
Tipo:
Placa conmemorativa
Signatura:
s/sig

Comentario
Aquí estuvo desde el siglo XVI el CORRAL DE COMEDIAS DE LA CRUZ, donde se estrenó gran parte del Teatro Español del Siglo de Oro.

El Corral de Comedias de la Cruz fue un teatro con esencia barroca, donde autores, cómicos, mosqueteros elaboraban todo tipo de enredos en el barrio más literario de la ciudad. Hubo muchos momentos estelares, éxitos que corrían por todo Madrid y sus versos son hoy testimonio imborrable de nuestra lengua. Nació en 1579 “en un solar alargado dentro de un patio de vecindad” según las escrituras de compra, que alindaba con el horno de Antonio Ventero, el de Antonio González el Labrador y por su frente con la calle de la Cruz y “se componía de patio, alojero, gradas, aposentos, rejillas, cazuela y tertulia.”

Primero fue propiedad de las cofradías para remediar sus males sociales y después de la Villa.
Lope era el rey del Corral de la Cruz, así como, más tarde, lo fueron Calderón y Tirso. Concretamente, el primero fue detenido allí el 29 de diciembre de 1587 y, posteriormente, procesado por contar los amores de Elena Osorio -su ex amante- con Granvela, lo que le costó una condena de ocho años de destierro de Madrid. El rey Felipe IV fue uno de sus espectadores más asiduos de este espacio dramático.

En 1743, Filippo Juvarra, arquitecto italiano venido a Madrid a trazar el Nuevo Palacio Real, dibuja los planos para un gran Teatro de la Cruz. Cuando Juvarra muere súbitamente, fue Pedro de Ribera el que se encargó de la traza del Coliseo. Allí se estrenaron obras tan significativas como El sí de las niñas, de Moratín, o Don Juan Tenorio, de Zorrilla.

En 1849 cambio su nombre por el de Coliseo del Drama y fue demolido en 1859.
Mapa
Opiniones