Patrimonio urbano
Hospicio de San Fernando
Tu nota: Nota media: 3.0/5 Votaciones: 744
Comparte:   
Descripción
Titulo:
Hospicio de San Fernando
Fecha:
Entre 1 de Enero de 1722 y 31 de Diciembre de 1722
Descripcion:
C/ Fuencarral, 76
Actual Museo de Historia
Gran fachada barroca con profusión de decoración en piedra.
Tipo:
Edificios
Signatura:
s/sig
Núm Inventario:
s/n

Comentario
El Hospicio lo fundó en 1668 la Congregación del Santo Nombre de María en unos locales de la calle de Santa Isabel y se trasladó hacia 1674 a unas casas de la calle de Fuencarral, bajo el patrocinio de la reina gobernadora Mariana de Austria. La construcción actual data mayoritariamente del siglo XVIII y fue impulsada por el marqués de Vadillo.

La importancia de la institución del Hospicio quedó reflejada en el magnífico complejo organizado por Ribera, en el que nuevamente conjugaba la sencillez de las líneas generales con la profusión ornamental de la portada. Ésta, esculpida por Juan Ron, es el mejor prototipo del barroco madrileño y resume en ella la simbología del edificio, dedicado a San Fernando. La presencia de óculos, florones, estípites, guirnaldas y cortinajes se articula con un dinamismo y profusión que perturba el espacio, pero con gran armonía. La capilla fue trazada por José del Arroyo antes de 1695.

A principios del siglo XX el edificio estaba en una situación ruinosa y se decidió derribarlo, pero la Sociedad Central de Arquitectos, apoyada por la opinión pública, consiguió paralizar la demolición. Los restos (fachada, primera crujía y capilla) fueron declarados monumento nacional en 1919 y adquiridos por el Ayuntamiento de Madrid, que encargó a Luis Bellido la restauración y rehabilitación para Museo y Biblioteca Municipal. Bellido afrontó este trabajo respetando lo conservado y adaptando el resto a las nuevas actividades.

Ha sido posteriormente rehabilitado, especialmente después del traslado de la Biblioteca Municipal al Cuartel del Conde Duque, momento en que el arquitecto Joaquín Roldán recuperó el espacio de la capilla para sala de arte y de conferencias, y en 1995 fue restaurada la portada, bajo la dirección de los profesores de petrología José María García de Miguel y Lázaro Sánchez Castillo.
Opiniones