Lo más valorado (387)




Museo de Historia
Riña de gallos en Recoletos
Tu nota: Nota media: 0.0/5 Votaciones: 0
Comparte:   
Descripción
Titulo:
Riña de gallos en Recoletos
Fecha:
Anterior a 1966
Lugar:
Madrid
Descripcion:
Fotografía coloreada.
Extraída de una publicación periódica del siglo XIX.
Tipo:
Fotografías
Núm Inventario:
Inv 18682

Comentario
El reñidero de gallos de Recoletos se construyó en 1857 y se encontraba ubicado, tal y como leemos en el diario La España del 25 de octubre de ese mismo año "en la prolongación de la calle de Almirante, detrás del paseo de Recoletos, e inmedíato al
palacio del señor Salamanca". Continúa el artículo con la descripción del reñidero:

"Su construcción ha tenido por objeto satisfacer una necesidad, atendída la mucha afición que va desarrollándose en Madrid á esta clase de espectáculos, y la carencia de local a propósito para ellos, tratándose por consiguiente de conciliar la comodidad y sencillez en su decoración, con la economía en los precios.

Consta el edificio de una crujía paralela á la fachada, en la que por un zaguán donde se sitúan tres puertas colocadas en su frente se dá paso á los palcos, galería principal y café; por las dos laterales y por un tiro de escalera en la del centro, al anfiteatro donde se halla establecido el redondel para las luchas de los gallos. Por una puerta lateral se pasa a la sala de conferencias entre los gallístas, en la cual hay una pequeña habitación para el peso de los animales.

La situación particular del terreno, puesto que hay una diferencia de nivel entre el pavimento de la nueva calle y el del solar, de doce píes, ha obligado á establecer al nivel de la calle el piso de ios palcos y galerías, lográndose con este sistema economizar un piso y dar a la sala una altura proporcionada á sus dimensiones.

La forma de la sala es polígonal con diez y seis lados y con cincuenta y un pies de diagonal, ó sea diámetro del círculo en que está inscrito el polígono. En su centro se halla el redondel con diez y medio pies de diámetro, rodeado de tres filas de cómodas butacas, y un paso general que las separa del anfiteatro, el cual consta de tres órdenes de asientos.

Sobre el muro que cierra este espacio y con diez y seis columnas de hierro se forma la galería y palcos, teniendo la primera doce píes de luz y tres órdenes de asientos, y los segundos, en número de siete, son sumamente cómodos y espaciosos.

Sobre las indicadas columnas y un friso de tres y medio pies descans«a la techumbre en forma de pirámide truncada de diez y seis caras, sobre cuya base superior hay un tragaluz de diez y seis pies de diámetro (...). Por último, los asientos son en estremo desahogados y cómodos, y desde cualquier sitio ó punto que se coloque el espectador, la visual dirigiila al centro del estadio, domina completamente á los demás".
Mapa
Opiniones