Patrimonio urbano
Alfonso X El Sabio
Tu nota: Nota media: 2.9/5 Votaciones: 94
Comparte:   
Descripción
Titulo:
Alfonso X El Sabio
Fecha:
Entre 1 de Enero de 1750 y 31 de Diciembre de 1750
Descripcion:
Pétreo (caliza y granito)
Altura: 2,91 x Anchura: 1,02 x Fondo: 0,97 m.
Jardines de Sabatini

Figura colosal del rey Alfonso X representado en pie, vestido con media armadura y cubierto con un manto de armiño, con el cetro en la mano derecha y la izquierda apoyada en el escudo en el que aparece, en perfil y en relieve, la efigie de su mujer la reina Dª Violante de Aragón; descansa sobre pedestal con inscripción incisa y pintada: “ALFONSO 10º EL SABIO / REI DE CASTILLA Y LEON / MUº Aº DE 1284”.
Tipo:
Escultura
Signatura:
s/sig
Núm Inventario:
s/n

Comentario
Serie concebida por el fraile benedictino Padre Sarmiento entre 1750 y 1753 para la decoración exterior del Palacio Real y concretamente de la balaustrada corrida superior, atendiendo a los proyectos de Juvarra y Sacchetti. Fueron esculpidas ciento catorce estatuas, bajo la dirección de los escultores de S.M. Juan Domingo Olivieri y Felipe de Castro, que se llegaron a colocar total o parcialmente, pues durante el reinado de Carlos III el arquitecto mayor Francisco Sabatini llevo a cabo su desmontaje y almacenamiento en el Palacio.

En 1842 fueron restauradas por Francisco Elías y José Tomás distribuyéndose por diferentes lugares, como la plaza de Oriente de Madrid (cuarenta), el Parque del Retiro (trece), el Museo del Ejército y otras localidades como Aranjuez, Toledo, Burgos, Logroño y Vitoria. En 1943 ocho de las estatuas de reyes que estaban en la plaza de Oriente pasaron a los Jardines de Sabatini, proyectados en tiempos de la segunda República por el arquitecto Fernando García Mercadal donde estaban las antiguas caballerizas, y se instalaron alrededor del estanque que ordena el conjunto.

La figura representa al rey Alfonso X, rey de Castilla y León, sucedió a su padre Fernando III el Santo. Se consideraba heredero por la rama materna a la corona imperial alemana y fue proclamado Emperador, aunque no coronado. Su labor cultural fue más importante que la política; está considerado el creador de la prosa castellana y el introductor en la cultura occidental de numerosos elementos orientales.

Fundó varias escuelas de investigación y traducción, destacando entre todas ellas la de Toledo. Escribió numerosas obras entre las que destacan las “Cántigas de Santa María”, escrita en galaico-portugués, con cerca de cuatrocientas poesías de creación personal. Murió en Sevilla en 1284 y está enterrado en su catedral.
Mapa
Opiniones